En corto plazo, ir de Sarapiquí a San Carlos será un “brinco”, dado que la carretera de Bajos de Chilamate a Vuelta Cooper deberá estar lista en dos años. Esto será una realidad gracias al empréstito de más de ¢27 mil millones que otorgó la Corporación Andina de Fomento (CAF) a Costa Rica.

Las autoridades de gobierno firmaron la adjudicación del contrato con la empresa Sánchez Carvajal, en un acto oficial que contó con la presencia de representantes de CAF.

Esta vía permitirá acortar la distancia entre las citadas localidades, ya que pasará de 87.32 kilómetros a solo 27.09 kilómetros, en total se reducirá en un 69%. La velocidad permitida en esta carretera será de 80 kilómetros por hora.

Esta nueva vía será construida en asfalto y contará con dos carriles. Estará complementada por ocho puentes y seis pasos de alcantarilla. Se prevé que su construcción inicie en mayo, cuando la Contraloría General de la República refrende el contrato.

Para que este proyecto se concretara tuvieron que pasar al menos 10 años enn que los empresarios de la zona estuvieron luchando para que fuera una realidad, porque permitirá que los productos de la zona, principalmente, piña y leche, lleguen más rápido a distintas partes del país.

El vicepresidente de la República, Luis Liberman, afirmó “esta nueva carretera es una obra más en la cual estamos trabajando para mejorar la competitividad de nuestro país, ya que con esta vía lograremos reducir los costos de transporte y mejoraremos la seguridad, favoreciendo así a la Zona Norte, que podrá exportar e importar lo que requiere sin necesidad de pasar por el Valle Central”. En la firma del contrato participaron el vicepresidente de la República Luis Liberman, el ministro de Obras Públicas y Transportes, Francisco Jiménez, representantes de CAF y de la empresa constructora Sánchez Carvajal.
Learn More Here