Fuente de la fotografía: Gobierno local del cantón de Osa / gobiernolocalosa.go.cr

Evaluación preliminar aplicada sobre proyecto de cambio de cultivo a piña es la herramienta más completa y exigente de los instrumentos de este tipo que tiene la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA).

San José, 15 de mayo de 2017.

Los requerimientos establecidos en el Plan de Gestión Ambiental para el Proyecto de  Cambio de Cultivo en la unidad productiva de Palmar Sur que tiene como objetivo futuro la siembra de piña, garantizan la protección del patrimonio arqueológico y los humedales que existen en la zona de Sierpe de Osa.

En respuesta a las publicaciones hechas por la prensa sobre este tema,  los representantes del sector piñero indicaron hoy que el documento de evaluación ambiental (Formulario D-1) aplicado sobre el proyecto es la herramienta más completa y exigente de los instrumentos de evaluación preliminar que tiene la Secretaria Técnica de Nacional Ambiental (SETENA).

“ En cumplimiento de la legislación ambiental se deben seguir los 40 puntos establecidos en la resolución 2331-2016, en los cuales se establecen claramente zonas de protección de todos los hallazgos arqueológicos, protección absoluta para las más de 23 hectáreas de humedales, que incluyen la separación física del cultivo de estas zonas, así como la dinámica hidrológica de los terrenos, lo cual quiere decir que se debe dejar garantizar que el flujo normal de la escorrentía de ríos y de agua de lluvia vaya hacia las zonas de humedales”.

Abel ChavesPresidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP)

Chaves reiteró que es importante dejar claro que este proyecto tampoco representará ninguna amenaza para zonas boscosas en Sierpe de Osa , en tanto que la producción de la piña se llevará a cabo en propiedades que actualmente son utilizadas para el cultivo de melina, algunos repastos y palma aceitera. No existe bosque primario en el área del proyecto (Sierpe de Osa).

El proyecto también resulta viable desde la óptica social, en tanto que el 100% de las personas entrevistadas están anuentes a que se desarrolle este tipo de actividad en el lugar.