Destinos no tradicionales como Libia, Mozambique, Camerún o Irán tienen en su mercado productos enviados desde Costa Rica, pese a la lejanía y a las dificultades de logística.

El esfuerzo de los empresarios permite que Costa Rica exporte a 143 países, en todos los continentes, de acuerdo con los registros de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).
Además, Costa Rica se mantiene como el tercer exportador per cápita del mundo y uno de los que más ha diversificado su oferta, resaltó la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

Los avances van desde metas colectivas, como ser el país de mayor productividad mundial por hectárea de piña, hasta logros individuales como el de una empresa de cinco empleados que exporta carteras a Francia, dijo la presidenta de Cadexco, Mónica Araya.

Un informe solicitado a Procomer detalla, por ejemplo, que el banano costarricense se consume en Turquía, Arabia Saudí, Libia, Marruecos e Irán.

Además, el país exporta a Camerún cajas de cartón y, a Vietnam, madera en bruto.

Buena estrategia. La ministra de Comercio Exterior (Comex), Anabel González, afirmó que una combinación de factores permite a Costa Rica crecer en el campo de las exportaciones.

Destacó, en primer lugar, el empuje de los empresarios, que se animan como paso inicial a vender en mercados cercanos como Centroamérica o el Caribe y luego se lanzan a la captura de otros destinos tradicionales, como Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Desde ahí parten para diversificar destinos y llegar a países de todo el mundo, dijo la ministra.

Datos de Procomer establecen que, sin contar a Norteamérica –por mucho el mejor mercado para Costa Rica–, se forman dos bloques. El primero de ellos está integrado por la UE, Asia y América Central, y en el segundo se agrupan el Caribe, Suramérica y otros, en el cual se incluyen países europeos no asociados a la UE, África y Oceanía, de acuerdo con el valor de las compras a Costa Rica.

Araya, por su parte, advirtió que los exportadores hacen su trabajo, pero internamente se siguen topando con trabas.

“Los tratados comerciales son herramientas que eliminan aranceles en los destinos y establecen reglas claras, pero a la mesa le hacen falta las otras patas. Todo pasa porque no estorben, que nos quiten las trabas, si el (Poder) Ejecutivo es más eficiente ya con eso me ayudan”, enfatizó la dirigente.

Reconoció que los ministerios de Economía, Industria y Comercio, de Agricultura y Ganadería, de Hacienda y Comex lograron importantes avances en esta administración. “Es la primera vez que vemos sentados juntos a los cuatro ministerios que tienen más procedimientos relacionados con el tema del comercios exterior”, detalló Araya.view publisher site