• Empresa inició acciones de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero.
• Estudio de huella de carbono de la Piñera GANAFLOR es verificada bajo la norma de calidad ISO 14064:2006.
• CANAPEP aplaude reconocimiento alcanzado y hace llamado al sector a seguir ejemplo.

Los esfuerzos realizados por la empresa Ganaflor comenzaron a dar los primeros frutos palpables, pues terminó su proceso de medición de su huella de carbono con el objetivo de poder alcanzar la neutralidad en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), posiblemente en el 2013.

“Es realmente un orgullo que Ganaflor sea la primera empresa productora de piña fresca de Costa Rica con conciencia y compromiso ambiental, que recibe un título de conformidad que confirma que nuestras acciones impactan de forma positiva el cambio climático y emitido por un ente con prestigio internacional” manifestó el gerente general de Ganaflor, Alvaro Chain.

El estudio fue acreditado por la empresa internacional LSQA que tiene sus oficinas en Austria y Uruguay. El aval que esta empresa extendió fue el “Título de Conformidad, LSQA Huella de Carbono”, el cual ratifica las mediciones del carbono emitido bajo la conformidad de la norma ISO 14064:2006, que tiene como objetivo dar credibilidad y aseguramiento a los reportes de emisión de GEI.
Por su parte, Arístides Rosales, gerente de mercado LSQA Centroamérica, resaltó la disposición, el compromiso evidente y notable desde la alta dirección y de ahí hacia todos los niveles de aptitud de liderazgo claro en la industria piñera, tomando una actitud proactiva en cuanto al compromiso por identificar sus emisiones e iniciar actividades de reducción y manejo oportuno”.

Este título forma parte de los esfuerzos realizados por el sector piñero e impulsados por la Cámara de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP) y se suma a las acciones que por convicción y responsabilidad ecológica y no por un reconocimiento en los precios de la fruta, tomaron en el mismo camino también Hacienda Ojo de Agua, Piñales La Rosita, Piña Tica y Agroindustrial Bananera del Caribe.
“Este tipo de reconocimientos emitidos por entes externos a los productores y al país son pruebas de los esfuerzos que viene realizando el sector piñero, de la mano de CANAPEP, para reducir el impacto ambiental, principalmente en la huella de carbono” indicó Abel Chaves, presidente de CANAPEP.

La Finca Ganaflor además cuenta con otras certificaciones de las más exigentes para el cultivo de la piña a nivel internacional y que consideran la parte de aseguramiento fitosanitario, social, ambiental e inocuidad, entre las que están GLOBALG.A.P., Primus Lab, Tesco, Rain Forest Alliance y ahora Huella de Carbono.
“Realizamos un proceso de restructuración en el 2010, que nos permitió basar nuestra producción y comercialización en la calidad de sostenibilidad y servicio formal, que se ven reflejados en estas certificaciones y con hechos como que actualmente el 50% del área de la finca se encuentra en bosque y la zona restante es utilizada en la producción de piña”, agregó Chain.
Ganaflor inició con la segunda fase que consiste en buscar eficiencia de la flota de vehículos y maquinaria agrícola, reforestación para uso comercial, implementación de bio-digestores alimentados con rastrojos para producción de calor o electricidad, cambios a programas para reducir uso de insumos agrícolas, certificados de Servicios Ambientales (CSA) mediante contrato con El Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO), manejo forestal programado en áreas ya reforestadas para maximizar el secuestro de Carbono, entre otras.

Ganaflor es una empresa que cuenta con poco más de 200 colaboradores y más de 20 años en el negocio de producción y comercialización de piña fresca que es exportada a los mercados europeos, canadiense, norteamericano y del Caribe desde la localidad de Río Cuarto de Grecia, Alajuela bajo las marcas propias “Rain Forest Gold y Piña Rica”.
Continue Reading