• Actividad piñera genera más de 32.000 empleos directos en el país.
  • Una reducción en la producción de piña generaría impactos económicos sobre la producción bruta de la economía del país.

La Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP) presenta el estudio “Impacto Económico, Social y Ambiental de la Piña en Costa Rica”. Este documento es resultado de un estudio realizado entre el 2016 y el 2017, por la Escuela de Negocios del INCAE Business School y el Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS).

 

El estudio revela que en Costa Rica, -principal productor y exportador de piña fresca en el mundo-, el sistema agroindustrial de la piña es una actividad con una importante significancia económica y social, cuyos vínculos con otros sectores de la economía nacional no se limitan a las industrias que usan esta fruta como materia prima dentro de sus procesos productivos, sino que de ella dependen empresas proveedoras de insumos y servicios como son: las actividades de fabricación de papel y productos de papel, productos de madera, servicios de transporte, de refrigeración y aire acondicionado, entre otros.

 

 

En el año 2015, la agroindustria piñera generó según datos de CANAPEP cerca de 32.000 empleos directos, y 120.000 indirectos, los cuales no representan un costo adicional para la sociedad costarricense, ya que la piña es un cultivo de exportación que no utiliza protección comercial en Costa Rica. Sin embargo, los efectos de una reducción en la demanda internacional de piña costarricense trascenderían el sector piñero y no serían fáciles de revertir en el corto y mediano plazo:

 

El INCAE estima que una reducción en la demanda final de piña en Costa Rica por un millón de dólares (528 millones de colones), generaría impactos económicos directos e indirectos por un factor de 1.71 sobre la producción bruta de toda la economía del país, ocasionando un efecto equivalente a 903 millones de colones en la producción bruta total de todos los sectores del país. La mayor parte de este impacto económico negativo se presentaría en las actividades proveedoras de insumos y servicios nacionales, como el comercio, el mantenimiento y reparación de vehículos automotores, el transporte (vía marítima, aérea y de carga por carretera), la fabricación de productos de papel, alquiler y arrendamiento de activos, actividades de apoyo a la agricultura y actividades post-cosecha, entre otros.

 

El estudio Impacto Económico, Social y Ambiental de la Piña en Costa Rica reveló además que la industria agroexportadora de piña costarricense tiene resultados positivos en las tres dimensiones de sostenibilidad analizadas: económica, social y ambiental, especialmente, en las regiones rurales y económicamente más deprimidas del país, donde las oportunidades laborales son escasas y la piña representa el sustento de miles de familias.

 

En materia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), las empresas productoras y exportadoras de piña han enfocado sus esfuerzos en acciones que se traducen en una mejora de la calidad de vida de los colaboradores, el mejoramiento de la infraestructura de las comunidades vecinas y en la conservación del medio ambiente.

 

Abel Chaves Trigueros, Presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP) señala que el impacto de este cultivo, como generador de bienestar y progreso social en la economía nacional, se ha caracterizado por un crecimiento sostenido en las exportaciones: la industria de piña se ha convertido en un motor de la economía del país, así como un generador de bienestar social para miles de familias en zonas con pocas opciones de empleo”.

 

Actualmente, la producción de piña es la única actividad agrícola que se encuentra en expansión en términos absolutos y relativos, razón por la que cuenta con una porción muy importante de la producción, empleo, valor agregado y las exportaciones agroindustriales del país.

 

El estudio concluye que el sistema agroindustrial de la piña es una actividad productiva dinámica y de enorme importancia económica y social dentro en Costa Rica, que incluye aspectos que buscan garantizar el progreso social y la conservación ambiental en su operación, donde el proceso para posicionarse como líder mundial en producción y exportación ha estado amparado en una combinación de condiciones agroecológicas ideales, investigación de punta en biotecnología y sofisticación en los distintos eslabones de la cadena productiva para abastecer a los principales mercados internacionales que demandan la fruta. “Creemos que este liderazgo y éxito alcanzado por la piña, obedece a un desarrollo sostenible donde se concilia lo económico, social y ambiental en beneficio del país y de los cientos de miles empleos que genera”.

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!