Treinta y ocho productoras de piña que representan el 70% del cultivo en Costa Rica recibieron la certificación de ambiente, con miras a que el sector aporte su cuota en la meta de carbono neutralidad.

La Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP) evaluó un total de 57 fincas productoras de piña afiliadas a la Cámara y 38 de ellas aprobaron las pruebas en distintos niveles obteniendo reconocimientos en tres categorías: Fincas Bronce (de 70 a 79 puntos), Plata, las que se posicionaron entre 80 y 89 puntos y finalmente la categoría Oro, donde se ubicaron las fincas con más de 90 puntos, esto se decidió después de una evaluación y seguimiento de procesos que tardó tres años.

Estos premios son parte del reconocimiento al esfuerzo por cumplir las leyes socio ambientales establecidas en 2008, donde se establecieron diez grandes compromisos que dieron paso a una normativa por parte de la Comisión Socio Ambiental para la Producción de la Piña (COSAP) la cual se denominó “Sistema de Gestión Socio Ambiental para la Producción Sostenible de la Piña (SG PSP CANAPEP v.2)”.

Las fincas certificadas corresponde a 26.476 hectáreas de las 42.000 sembradas actualmente en el país. Las restantes 12 mil, dijo CANPEP, están en un proceso de mejoras, pero se desconoce si han iniciado el camino hacia la certificación

“En la Cámara determinamos que es importante dar un reconocimiento a las fincas que han hecho un esfuerzo para mostrar una buena gestión, así como un esfuerzo económico para cumplir los compromisos legales, sociales y ambientales”, dijo Abel Chaves, presidente de CANAPEP.

Para Oscar Mario Porras, Gerente de Productores Independientes de DOLE- Piñas del Bosque, empresa que obtuvo el mayor puntaje (97.7%), el compromiso de las fincas con este reconocimiento es muy importante.translate greek russian online