Con 37 votos a favor, los diputados le dieron su primer debate al Acuerdo Comercial entre Centroamérica y la Unión Europea, con lo que el país se pone a las puertas de ratificar este tratado y unirse así a naciones como Honduras, Panamá y Nicaragua, cuyos Congresos ya le dieron el visto bueno.

En su discusión en el Plenario los diputados aprobaron una moción que implicará que los cantones donde se ubiquen las aduanas terrestres dispondrán del 50% del impuesto. El diputado Víctor Emilio Granados señaló que el alcance de ese gravamen era de un 4%.

El jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Rodolfo Sotomayor, recordó que el Acuerdo no es solo comercial, sino que se mueven en 2 ejes más, como el político y el de cooperación.

“Me parece que en el tema de cooperación vamos a recibir mucha ayuda y además, productos como el azúcar, la caña, el café y en general el agro, estarán recibiendo mejor trato a nuestros productos”, apuntó el diputado socialcristiano.

La jefa de fracción del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), Rita Chaves, agradeció que por fin sus compañeros se pusieran de acuerdo y dejaran caminar este tratado que viene a beneficiar directamente al sector agroindustrial y exportador.

“El convenio es muy consecuente con las luchas que hemos venido dando en favor del ambiente y en favor del bienestar animal; este tratado reafirma este concepto de equilibrios con el ambiente para poder seguir con la exportación de productos”, argumentó Chaves.

Por su parte, el jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Edgardo Araya, resaltó que la salida de este Acuerdo les da un respiro muy profundo para agilizar la agenda de proyectos que ha estado anulada por la discusión de este tratado comercial.

“Nos desahoga la agenda legislativa, podemos ver entrar los demás proyectos que están en la agenda eso en cuanto al beneficio legislativo y en lo comercial, cumplimos con las exigencias que establecían en tiempos y damos la posibilidad de que el proyecto se vaya un mes máximo a la Sala Constitucional y luego tenerlo de vuelta para darle su segundo debate y no quedarnos atrás con los demás países centroamericanos”, señaló Araya.

La Unión Europea definió el 15 de julio como el plazo máximo para que el acuerdo sea ratificado y entre a regir el primero de agosto.

Según el calendario elaborado por el Ministerio de Comercio Exterior, los diputados tendrían hasta el 4 de julio para aprobarlo en segundo debate. Los países que aún no han ratificado el Convenio son Guatemala y El Salvador (Costa Rica espera su segundo debate).

Author of this article: Andrés Bermúdez Aguilar andres.bermudez@prensalibre.co.crnoText