Rainforest Alliance y la Red de Agricultura Sostenible (RAS) toman muy en serio los alegatos contenidos en el informe de Oxfam-Alemania: “Fruta dulce, amarga verdad”. Rainforest Alliance asume el objetivo de Oxfam-Alemania de ayudar a las personas a superar la pobreza a través de sus propios esfuerzos, y ser apoyados por consumidores que toman decisiones informadas al comprar.

Responder a los retos de la protección del medio ambiente, de los derechos de los trabajadores y mejorar los medios de vida de las personas, es la esencia de las misiones de Rainforest Alliance y la RAS.

Muchas de las situaciones planteadas por el informe de Oxfam-Alemania representan un incumplimiento de criterios críticos estipulados en la última versión de la Norma RAS (adoptada en septiembre de 2015). Por lo tanto, si las auditorías de investigación ordenadas por la RAS encuentran evidencia que confirme las afirmaciones contenidas en el informe de Oxfam, esto llevaría la cancelación inmediata de la certificación de la finca o fincas en cuestión.

Las auditorías de investigación  realizadas hasta ahora no han encontrado evidencia que compruebe las afirmaciones del reporte, por lo que no es posible corroborar los alegatos de Oxfam. No obstante las  investigaciones continúan  para  verificar si efectivamente las denuncias hechas por Oxfam-Alemania son exactas.

Rainforest Alliance invita  a Oxfam-Alemania a visitar las fincas implicadas y de esa manera confirmar objetivamente su nivel de desempeño de acuerdo con la Norma RAS de Agricultura Sostenible. En caso de encontrar incumplimientos respecto a la Norma de certificación, se tomarán las medidas necesarias para mejorar la situación, tanto a nivel operativo de la finca como en el sistema de certificación global RAS / Rainforest Alliance. También se extiende una invitación  a Oxfam-Alemania a trabajar junto a Rainforest Alliance para entender por qué los resultados de sus investigaciones y las de la organización están dando lugar a resultados diferentes.

Las  investigaciones de Rainforest Alliance aún no han encontrado pruebas que confirmen las denuncias hechas por Oxfam-Alemania, por lo tanto, no es posible aceptar el comunicado público de Oxfam sobre   el trabajo de las fincas certificadas Rainforest Alliance CertifiedTM y la organización. También es importante tener en cuenta que las observaciones de Oxfam se basan en una evaluación de cumplimiento respecto a la versión tres de la Norma RAS 2010, y no la versión cuatro, que se aplica a todas las auditorías desde el 1 de diciembre de 2015.

“Rainforest Alliance está plenamente comprometido a garantizar y mejorar el bienestar, los derechos y la seguridad de los trabajadores en todo el mundo”, explicó Nigel Sizer, presidente de Rainforest Alliance. “Estamos comprometidos a trabajar lo más estrechamente posible con Oxfam-Alemania y otros, y continuaremos desempeñando nuestro rol en la creación de las condiciones y generación de soluciones que permitan a las personas y al planeta para prosperar juntos.”

Andre de Freitas, el director ejecutivo de la RAS, afirmó que “la RAS está totalmente comprometida a garantizar que la Norma y el proceso de certificación se apliquen de forma rigurosa en todo el mundo y se basen en auditorías de alta calidad. Damos la bienvenida a la participación y el apoyo de todas las partes interesadas, incluidos los consumidores, ONG, gobiernos, productores, trabajadores y la industria, que deseen trabajar con nosotros para encontrar soluciones a los graves problemas y buscar un cambio efectivo a largo plazo”.

Contexto

A finales de abril, Oxfam-Alemania compartió junto a Rainforest Alliance un breve resumen de las conclusiones de su informe y la RAS inmediatamente puso en marcha su proceso formal de quejas; se organizaron auditorías de investigación en las fincas de las cuales se recibió información. Las auditorías de investigación realizadas hasta la fecha en dos fincas no revelaron ninguna evidencia que apoye los hallazgos denunciados por Oxfam-Alemania (ver más adelante).

Oxfam-Alemania compartió un resumen muy limitado de sus conclusiones y no  proporcionó acceso al informe completo hasta un par de días antes de su publicación. Tampoco   Oxfam-Alemania contactó a Rainforest Alliance  durante su trabajo en Costa Rica y Ecuador. Esto limitó la  capacidad para investigar los hallazgos de Oxfam siguiendo los procesos establecidos para   responder  a quejas o estudios similares.

Las afirmaciones contenidas en el informe de Oxfam-Alemania se basan en entrevistas con los trabajadores. En contraste, las investigaciones RAS se basan en un enfoque múltiple, utilizado por otras iniciativas de certificación de ISEAL Alliance (una organización comprometida con el mantenimiento de la calidad de los programas de certificación), así como muchos otros respetados sistemas de auditoría ISO. Este método se aplica tanto para justificar el cumplimiento de las fincas con los requerimientos de la Norma RAS, como sus no conformidades. Rainforest Alliance y la RAS consideran que este es un enfoque más sólido para asegurar que las auditorías y las investigaciones sean herramientas eficaces para evaluar el desempeño de las fincas respecto a la Norma RAS y para garantizar la mejora continua.

Se discutió con Oxfam-Alemania sus hallazgos y subrayamos el  deseo de confirmar objetivamente el desempeño de las fincas Rainforest Alliance Certified revisadas en sus investigaciones . Se realizarán más investigaciones en las próximas semanas conforme se  proporcione más información.  Rainforest Alliance invita a  Oxfam-Alemania para que presente quejas formales sobre las fincas que  consideren están en violación de la Norma RAS y aún no estén en procesos de investigación.

Estos son los pasos para presentar una queja formal, disponible aquí: http://san.ag/web/es/consultas-y-quejas/.

Uno de los principios subyacentes de la Norma RAS y el trabajo de Rainforest Alliance es propiciar el mejoramiento continuo. Como ejemplo de esto es la revisión del  sistema de certificación RAS/RA en los últimos  y el lanzamiento  de  una nueva y mejorada Norma con su respectivo proceso de certificación, el cual requerirá un nivel de cumplimiento más estricto por parte de los productores y fortalecerá la manera en que se llevan a cabo auditorías de certificación.

Muchos de los problemas que enfrentan en las fincas y los trabajadores son de naturaleza sistémica. No pueden ser resueltos rápidamente y no pueden ser resueltos únicamente por las normas y los sistemas de certificación. Los mayores problemas alrededor de los trabajadores y de los derechos humanos – incluyendo la legislación nacional, la aplicación local y la gobernabilidad, y los desequilibrios de poder en la cadena de suministro – pueden abordarse solo mediante la cooperación decidida entre los actores locales, nacionales e internacionales de la sociedad civil, el sector privado, y el gobierno.

Detalles de las auditorías de investigación realizadas en la finca notificada a Rainforest Alliance y RAS en Costa Rica

El enfoque adoptado por las investigaciones RAS constaba de tres elementos:

  1. Una revisión de los informes de auditoría anteriores de las fincas incluidas en la investigación de Oxfam-Alemania;
  2. Auditoría in-situ, incluyendo:Entrevistas grupales e individuales con los trabajadores, las cuales tuvieron lugar sin la presencia de supervisores ni personal administrativo de la finca.
  • Entrevistas con la dirección de la finca, revisión de documentos en la finca, observaciones de sobre prácticas de campo y las condiciones de trabajo.
  • Revisión de documentos, incluyendo los registros de nómina, recibos de sueldo, identificaciones y estatus legal, inscripciones al sistema de seguridad social, y otros.
  • Revisión de la documentación de las aplicaciones de plaguicidas y entrevistas a los trabajadores en relación con las prácticas de seguridad; estos datos se sometieron a un control cruzado con revisiones físicas de los almacenes de plaguicidas y observaciones de campo.
  • Revisión de los análisis de riesgos de salud y seguridad ocupacional.

    3.Un control de registro y cumplimiento con el gobierno local, o las oficinas locales del gobierno nacional (por ejemplo, el Ministerio de Trabajo) cuando corresponde.

Las afirmaciones contenidas en el informe de Oxfam-Alemania se enfocan en la producción de piña en Costa Rica y de banano en Ecuador. Las investigaciones se llevaron a cabo en ambos países por parte de auditores totalmente calificados de entes de certificación acreditados por RAS.

Costa Rica

  • En Costa Rica el equipo de auditoría incluyó a un experimentado auditor que es experto en salud y seguridad ocupacional y además abogado especializado en temas laborales. La investigación concluyó que los alegatos de Oxfam-Alemania sobre la seguridad de los trabajadores, salarios que están por debajo del salario mínimo, y la presencia de trabajadores indocumentados, eran infundados. Esto se verificó en la documentación del Ministerio de Trabajo. Todos los trabajadores entrevistados reportaron haber recibido la totalidad de sus beneficios y por lo menos el salario mínimo, incluyendo ajustes al alza apara los trabajadores subcontratados, aunque no pudieran cumplir las cuotas establecidas.
  • Todos los trabajadores migrantes chequeados cumplían todos los requisitos legales para trabajar en Costa Rica. Muchos indicaron que la (s) finca (s) les ayudó a obtener su residencia legal y/o permisos de trabajo. Los trabajadores dijeron haber firmado contratos de trabajo y las copias se encontraban entre la documentación de la finca.
  • No se encontró evidencia de uso de plaguicidas prohibidos, ya fuera en los registros de aplicación o en los almacenes. Las entrevistas y los registros de aplicaciones indicaron que la finca toma las medidas de seguridad necesarias para evitar la presencia de trabajadores en el campo (programación del trabajo, banderas de colores sobre barras de pulverización, y la comunicación con los supervisores a través del teléfono celular o radio si se ve a trabajadores en las zonas donde se supone tendrán lugar las aplicaciones). Los trabajadores dijeron que habían recibido todo el entrenamiento necesario y el equipo de protección personal, y demostraron conocimiento de las prácticas de seguridad.
  • Los trabajadores también manifestaron que nadie les ha prohibido unirse a cualquier grupo u organización que deseen.
  • La auditoría encontró incidencias aisladas de un sobre paso del límite legal de 60 horas de trabajo por semana durante los períodos pico. Esto fue detectado durante la última auditoría anual, así como por una inspección del Ministerio de Trabajo que tuvo lugar a principios de 2016. Las fincas afectadas están buscando soluciones y el Ministerio de Trabajo llevará a cabo una verificación de seguimiento.

 

Fuente: Rainforest Alliance