Productores dedicarán esfuerzos a mejorar investigación e índices ambientales
El crecimiento de países como India y China se convierte en una vía para que los exportadores netos de alimentos, como Costa Rica, satisfagan el aumento de demanda que se pronostica se presente en la próxima década.
Michael Dwyer, director de la Oficina de Análisis Mundial de Agricultura de los Estados Unidos, comentó a El Financiero que, además de incentivar la exportación de commodities como café y aceite de palma, Costa Rica puede impulsar la producción de sus cultivos estrella , donde ya tiene experiencia y está posicionado, como es el caso de la piña y el banano.
“Aunque las exportaciones de estos dos productos no sean directamente a China o India, la demanda de estos países aumentará la mundial y Costa Rica podría suplir ese aumento ”, explicó.
Piñeros por la indicación de origen
Abel Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), expresó que para aprovechar la situación actual se requiere ser competitivos, no sólo en lo económico, sino también tener sostenibilidad en lo productivo.
En la primera parte Costa Rica ya es el proveedor principal de piña fresca del mundo, así que la labor pendiente es reiterar el compromiso con la dimensión ambiental. “Eso es lo que nos diferenciará de países exportadores de piña como Panamá o Colombia”.
Para ello el sector apunta a tener la indicación de origen con la que ya cuentan el banano y el café nacionales. También impulsarán que sus plantas asociadas se certifiquen carbono neutro.
Para aumentar la productividad de las siembras, el sector trabaja para mejorar el control de los costos de producción y el de las plagas. Además, continúa con los programas de incentivos para la fuerza laboral y con el mantenimiento de los equipos agrícolas, informó Chaves.
Apuesta por el ambiente y la investigación
A diferencia del alto precio del que goza el café, el bajo valor del banano es uno de los factores que juega a favor de los productores cuando encarecen los otros alimentos.
“Internacionalmente, el banano es una fruta de bajo costo, y de poca representación en el presupuesto alimentario de las familias . Esto podría favorecer el consumo de banano en momentos en que otras frutas se encarecen”, explicó Jorge Sauma, presidente de la Corporación Bananera Nacional (Corbana).
En la misma línea que Canapep, los bananeros apuestan por mejorar la investigación y sus índices ambientales para aumentar su productividad.
“El reto a futuro es seguir aumento el rendimiento por medio de nuevas tecnologías que sean amigables con el medio ambiente y también orientar esfuerzos para entender y abastecer mercados emergentes”, añadió Sauma.
Leticia Vindas – El Financierohebrew to russian