Costa Rica cerró la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Corea del Sur el miércoles 16 de noviembre, uno de los puntos abordados son las exclusiones del sector industrial. El viceministro  de Comercio Exterior (Comex) , Jhon Fonseca explicó que  las separaciones iniciales están  relacionadas a la metalurgia, plástico, madera, neumáticos y el sector lácteo.

Sin embargo, la piña, el banano y las carnes están dentro del pacto, con plazos para eliminar aranceles; Fonseca señala que  las negociaciones fueron duras, especialmente en el planteamiento inicial de excluir productos agrícolas claves, a cambio de eliminar las partidas industriales.

A pesar de la intensidad de las negociaciones, la piña  estará exenta de aranceles de ingreso a Corea del Sur durante siete años, el banano por cinco años y la carne de cerdo a diez años. También  Fonseca  señala que los periodos paulatinos de eliminación de aranceles serán útiles para realizar los trámites sanitarios y fitosanitarios requeridos para el ingreso de productos en Corea del Sur.

Mientras el presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), Abel Chaves y el presidente de la Cámara Nacional de Porcicultores, Renato Alvarado lamentaron que no se logró un acceso inmediato y sin aranceles, como se había solicitado a la entidad de comercio exterior de Costa Rica.

Chaves también lamenta que no exista un período más corto para eliminar los impuestos de entradas en Corea del Sur. Alvarado recordó la necesidad de negociar una cuota anual sin aranceles ante la posibilidad de no obtener libre comercio inmediato, aunque aún afirma no conocer los resultados finales.

Una vez finalizada la firma de conclusión de las negociaciones, el tratado inicia en la etapa de revisión legal,  después de este proceso se firma oficialmente el tratado entre los países para enviarlo al Poder Ejecutivo, y así decidir cuando se aprueba por la Asamblea Legislativa.

 Las negociaciones del TLC con Corea del Sur estipuló como objetivos lograr que el 90 % de las partidas arancelarias quedaran a 10 años  o menos para suprimir impuestos de entrada y que al menos el 95 % quedarán a un máximo de 15 años.

La Cámara de Industrias de Costa Rica presionó para que durante la negociación algunos subsectores no quedaran fuera de las negociaciones,  en las  cuales expresan la necesidad de obtener esas exclusiones, mientras la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria ( CNAA) recalcó la importancia de colocar frutas frescas en un mercado donde no se producen frutas tropicales.

Fuente: La Nación Costa Rica.