La piña de Costa Rica, por su sabor, color y calidad cuenta con excelente reputación tanto en el territorio nacional como en el exterior. Este producto con sello costarricense servido en diversas mesas alrededor del mundo, más allá de sus características particulares, es validado por  las certificaciones de la piña  para avalar calidad e inocuidad de la fruta.

 

Una de las principales certificaciones de la piña es Carbon Clear, líder mundial en soluciones para la responsabilidad social corporativa, la sostenibilidad y el cambio climático, además garantiza el carbono neutral de las compañías, por medio de la compensación de las emisiones de dióxido de carbono y mitigación de su impacto ambiental.

 

Para obtener esta  certificación se  realizan mediciones de toneladas de   CO2 que emite la empresa y se diseñan estrategias para compensar la cantidad encontrada.

 

Muchas empresas piñeras actualmente implementan paneles solares en sus instalaciones, participan  en campañas de reforestación o recolección de residuos sólidos, protegen  y resguardan áreas del  bosque y mantos acuíferos; entre otras actividades sostenibles.

 

Otra de las certificaciones de la piña que obtienen las empresas en Costa Rica es SA8000 que se basa en acuerdos internacionales sobre condiciones laborales, justicia social y derecho de los colaboradores. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las empresas exportadoras más grandes del mundo de banano, piña, tabaco, vino, frutas enlatadas y café procesado cuentan con esta certificación.

 

Para obtener la SA8000 se establecen condiciones mínimas para tener un ambiente laboral seguro y saludable, libertad de asociación, así como cumplimiento de  reglas respecto a jornadas laborales, salarios mínimos, lucha contra la discriminación y trabajo infantil.

 

Las normas ISO-14000 también forman parte de las certificaciones de la piña que adquieren los exportadores en el país. Éstas son una familia de estándares que consisten en la regulación de formas de producir y brindar servicios que protejan al producto, así como el ambiente donde se cultiva.

 

ISO 9000 es otra de las certificaciones de la piña presente en Costa Rica, su objetivo es garantizar la calidad en los procesos de producción, en ella se establecen detalladamente la forma en que se deben trabajar los estándares correspondientes a la  calidad de los procesos de distribución y administración de funciones.

 

Certificaciones de la piña como: Rainforest Alliance, Global GAP, Organic, Carbono Neutral de producto entre otras. A pesar que la mayoría son de carácter voluntario, algunos países las piden como requisito para el ingreso de los productos, razón por la que, más exportadores se comprometen a incluir más regulaciones y respaldos a sus cultivos, gestiones y procesos.