Él área sembrada de piña en Costa Rica se duplicó entre el 2006 y el 2010, al pasar de 22.400 hectáreas a 45.000 hectáreas, de acuerdo con los datos recopilados por la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria (Sepsa) del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Estas cifras muestran que la constante y creciente ola de denuncias, local e internacional, acerca de supuestos problemas laborales y ambientales, no logró frenar la fuerte expansión del negocio en el país.

En ese mismo período, el valor de las exportaciones de la fruta se incrementó en un 55%, pues pasó de $430 millones, en el 2006, hasta $666 millones en el 2010, según los datos de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

El volumen de producción piñera subió desde 1,36 millones de toneladas en el 2006 a 1,98 millones de toneladas en el 2010, reportó Sepsa en su Boletín estadístico agropecuario anual.

Un análisis publicado por el Sistema de Información e Inteligencia de Mercados (SIIM), del Consejo Nacional de Producción (CNP) informa de que hay piña cultivada en 16 cantones del país.

La zona norte, empero, concentra el 50% (22.500 hectáreas) de las cultivadas en el país. Otro 32% (14.400 hectáreas) está en el Caribe y un 18% (8.100 hectáreas) en el Pacífico, detalló el análisis.

Sin freno. La expansión se mantuvo en los últimos años pese a que dirigentes del sector dijeron que se agotaba la frontera agrícola, que el negocio ya no era tan bueno y que los precios de la tierra se dispararon en zonas productoras.

La mayoría de la cosecha piñera se dedica a la exportación. Según Procomer, Costa Rica envió al exterior 1,66 millones de toneladas de la fruta, en el 2010.

Un 45% de ese volumen se colocó en Estados Unidos, un 17% en Bélgica, un 10% en Holanda y otro 9% en Italia. La totalidad, prácticamente, se coloca en Estados Unidos y países miembros de la Unión Europea (UE).

En Europa, especialmente, son cada vez más frecuentes las publicaciones acerca de las condiciones laborales difíciles de los empleados piñeros y de supuestos impactos en el ambiente. Las denuncias se realizan, generalmente, en medios de comunicación.

También en Costa Rica se hacen denuncias de destrucción ambiental, contaminación de aguas y malas condiciones de los trabajadores. Incluso, en el 2007, se creó el Frente Nacional de Sectores Afectados por la Producción Piñera (Frenasapp).

Frenasapp asegura que el área total dedicada a la piña llega ya a 60.000 hectáreas y critica que en grandes área prácticamente es un monocultivo.

Eso implica, dicen los dirigentes de ese grupo, problemas ambientales por la aplicación en grandes extensiones de agroquímicos y por la susceptibilidad al desarrollo de plagas.

Abel Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep) reconoció que esa organización maneja también una cifra de 45.000 hectáreas cultivadas con la fruta.

El empresario advirtió que las denuncias laborales y ambientales son muchas veces infundadas, tanto que no recuerda que en los Tribunales se haya condenado a alguna empresa.
to french translation